SO ARBEITEN WIR-como trabajamos
¿Cómo trabajamos?

Nuestro método de trabajo:

El primer paso no es la traducción en sí, sino examinar y leer el texto origen así como aclarar las primeras dudas (grupo objetivo, la inclusión del lector en la traducción, el estilo, etc.).

 

Después, tiene lugar la traducción mediante el uso de los recursos que se describen a continuación y, dado el caso, también textos paralelos. Asimismo, si es necesario, se envían hojas de preguntas para que el cliente responda a las dudas que vayan surgiendo y también consultamos a nuestros especialistas si lo vemos oportuno (ambos pasos de forma paralela a la traducción).

 

A continuación, un segundo traductor o, si lo encarga el cliente, un especialista revisa la traducción.

 

Últimos controles de calidad.

 

Lieferung an den Kunden

 

Feedback, ggf. Einarbeitung von Änderungswünschen, Speicherungdes Feedbacks für die Zukunft

 

Recursos

Ya sea el software especializado en traducción, los diccionarios monolingües o bilingües, las obras especializadas o la formación en distintos ámbitos de especialidad, en la traducción siempre hay que mantenerse al día y es algo que nosotros nos tomamos muy en serio.

Control de calidad

1. Traductor y revisor

Realizamos la revisión de las traducciones para garantizar la calidad por medio de nuestra red. El alcance de esta revisión depende, por un lado, del texto y, por otro, del encargo. Si no basta la revisión por parte de un colega competente, existe la posibilidad de encargar el control de calidad a un especialista de nuestra red.

2. Herramientas para el control de calidad

Usamos herramientas informáticas, las llamadas herramientas de traducción asistida o CAT (por sus siglas en inglés). En nuestro caso, las que más usamos son Trados Studio 2019 y xBench. Estas herramientas nos ayudan a traducir de forma homogénea expresiones a lo largo de documentos extensos, incluso aunque varios traductores trabajen en un mismo documento (lo que no es ideal, pero a veces resulta necesario por los plazos). Asimismo, aceleran nuestro trabajo y nos permiten reducir los plazos de entrega. Para rematar, estas herramientas ofrecen la posibilidad de detectar errores de la traducción al acabarla. No se trata de una simple revisión ortográfica, se comprueba, por ejemplo, si todos los números (normas DIN, ISO, decimales, años, etc.) se han escrito correctamente, si la puntuación al final de la frase corresponde a la del texto original, si existe una gran diferencia de longitud entre el texto origen y el texto meta, y si falta algo, etc. Esta lista se puede ampliar según las necesidades de cada cliente, también desde el punto de vista terminológico.

¿Y el principio de traductores nativos?

En principio, no perjudica a nadie que solo se traduzca a la lengua materna. En el caso de textos complejos que no solo requieran conocimientos especializados sino que también planteen problemas de comprensión del idioma de origen, puede resultar útil hacerlo al revés, es decir: que un nativo del texto origen realice un primer borrador de la traducción y un colega que sea nativo en el idioma meta lleve a cabo una exhaustiva revisión.

Otras particularidades del texto origen

A veces, ocurre también, sobre todo en el ámbito técnico, que algunos textos escritos en inglés no hayan sido redactados por nativos del idioma inglés. En ocasiones, estos textos presentan interferencias del idioma materno de su redactor. En este caso, podría resultar útil que el traductor no solo dominara el idioma de origen, el inglés, sino que también conociera el idioma materno del redactor para reconocer estas interferencias e interpretar correctamente el texto origen. Si quiere traducir un texto inglés cuyo redactor no sea nativo, comuníquenos su idioma materno al enviarnos el encargo.

¿Qué ocurre con la traducción automática?

Hay determinados tipos de textos en los que podría funcionar la traducción automática si se cumplen determinados requisitos y con el proceso de post-edición adecuado. Si se cumplen tales requisitos, en proyectos grandes en los que se exige una entrega en un plazo muy ajustado podría tener sentido realizar una pretraducción automática del texto y que, a continuación, un traductor especializado y cualificado para ello la revisara. Póngase en contacto con nosotros si tiene un proyecto para el que cree que este procedimiento sería el adecuado. En cualquier caso, le advertimos de que no se deben tomar decisiones, en especial, corporativas, sobre la base de traducciones automáticas que no se hayan revisado en post-editing.

Revisiones

Además de traducciones, realizamos también revisiones finales de sus folletos especializados, publicaciones, páginas web y material publicitario en todos nuestros idiomas de trabajo. No solo comprobamos la ortografía, gramática, puntuación, etc., sino también la legibilidad, la coherencia y la uniformidad terminológica. Nuestros especialistas pueden llevar a cabo, además, revisiones del contenido técnico, médico o legal.